free web site hit counter
+34 91 868 89 35 - info@chillyracing.com
Honda VFR 750
Ha caido en nuestras manos una Honda VFR 750, después de algún quebradero de cabeza de por donde empezar…….

 


 

El resultado ha sido este:
 
 

 
¿Por que Escogímos este modelo? La respuesta es sencilla: por el espectacular motor en V que tiene, su par motor increíble, es el mejor motor que ha fabricado Honda. Además de su distribución por cascada de piñones, reglaje de válvulas por pastillas. Otro punto interesante que llamo nuestra  atención fue la escasa variedad de transformaciones relacionadas con este modelo en el mercado, así que desde CR11 decidimos hacer algo llamativo, fuera de lo normal y difícil de encontrar, una Café Racer.
 
  Gracias a nuestra dilatada experiencia en el mundo off road, nos resulto muy fácil recopilar material, y dar vida a lo que yo llamo: los ya ques, que traducido significa:  ya que tengo esto lo aprovecho, ya que tengo lo otro igual puede valer, es importante contar con material para que el  presupuesto no se dispare, asi que os vamos a ir contando las  diferentes piezas que hemos  utilizado en esta original transformación.
 
  Las Horquillas, tijas y el buje delantero son de una Honda CR 250 del año 93, lógicamente los muelles y la longitud de la horquilla han sido modificados y acondicionados para el peso de la moto, con 96 kilos en la parte delantera y 109 en la parte trasera, total 205 kilos 35 kilos menos que de origen. El amortiguador trasero es el original pero con unas bieletas mas cortas, así ganas altura al suelo. 
 
  Las llantas me gustan con radios, le dan un toque distinto, en este caso decidimos por una combinación algo inusual,  la llanta delantera de radios, es de una super motard, con neumático 120-70-17, y en la trasera mantenemos la llanta de origen pero con un neumático un poco mas ancho, 180-55-17 ambas con tacos.
 
 La parte del chasis permanece original al igual que el deposito de la gasolina, todos los carenados desaparecen y como veréis en las fotos el deposito de expansión es bastante diferente, un frasco de colonia de Giorgio Armani, (un arrebato) ni bonito, ni feo, diferente. 
 Los reposapiés también tienen un toque distinto, unos pedales de plataforma de bicicleta de BMX, situados en una posición mas baja que de origen, así cuando estas conduciendo vas en una posición mas cómoda.
 El pedal de freno trasero también es de Honda CR 250 modificado con bomba de freno de KMT 450, la palanca de cambio nos dio bastante guerra, tuvimos que modificarla ya que si le das la vuelta en este modelo las marchas van del revés, como las motos de Moto GP, para solucionarlo fabricamos una palanca en paralelo super puesta a modo de patín, cuando la miras la ves normal pero por detrás esta todo ese buen trabajo.
 
 La geometría cambia un poco ya que la moto es ahora mas corta 3 cm y mas alta 2 cm que de origen. El manillar es de un quad pero sin la barra central y para soportar los faros utilice unos cuernos de bici de montaña, y así, ganar el espacio necesario para poder colocar la llave de contacto y un road book fabricado en fibra de carbono donde en su interior instalamos los relojes y testigos luminosos. Las manetas al igual que la bomba de freno y embrague mantengo las de origen, pero las manetas tienen unos taladros por estética, los dos faros delanteros están situados por encima de la placa  porta números de color blanco que pertenecía a una Yamaha 426 de cross.
 El asiento ha sido cortado de largo en 14 cm y rebajado en altura para darle un aspecto mas de moto cross.
 El  sub chasis también ha sido recortado para poder colocar una aleta trasera de KTM 250 adaptada.
 El Basculante mantenemos el original,  es mono brazo pero con algún pequeño cambio, desaparece el cubre cadena y para llevar toda la línea de freno y los cables de las luces traseras lo hemos pasado por el interior del mismo ya que la matricula y los intermitentes están situados en la parte baja y pegados a la rueda trasera a continuación del basculante.
 
Componentes como el colector de escape mantengo el de origen, pero la parte final, el silencioso es de un quad, Yamaha Raptor 660, para instalarlo diseñamos un codo en acero inoxidable elevándolo hacia el asiento y dejándolo por debajo de la placa porta números que pertenece a una Suzuki 250 igual que las placas laterales que tapan el radiador.
 
  Y para finalizar varias combinaciones de estética, el rojo combinado con el blanco y las llantas en negro le dan un toque  muy llamativo y para rematar unos adornos variados como, cadena y corona rojas, tapones de las válvulas de las ruedas, dados, o como los pies a modo de guía cadenas que también e utilizado en la pata de cabra.
 
El resultado final: una Café Racer homologada y lista para ser conducida por su próximo dueño.